Reset (quimérico)

  • Daniela Medina Poch
    • Obra
    • Contexto

    La palabra reset traduce en español reiniciar o volver a empezar. Las ideas de empezar de nuevo, de revisar la historia violenta de Colombia y especialmente de cuestionar la distribución de tierras, son relevantes para Daniela Medina, autora de Reset (quimérico).”Desde la corrupción en el manejo de los lotes baldíos, pasando por las millones de hectáreas de las cuales comunidades indígenas y campesinos han sido despojados, el manejo de la tierra es un tema transversal al conflicto y a la violencia que ha azotado al país desde sus cimientos”, afirma.  A raíz de estas inquietudes propone tres redistribuciones territoriales en base al azar del barro en contacto con la gravedad y el suelo.

    El informe “La tierra en disputa” publicado por el CNMH recoge las memorias de despojo de tierras y resistencias campesinas en los departamentos de Córdoba, Sucre y en los Montes de María. Asimismo, analiza los procesos organizativos del campesinado y la memoria institucional de políticas agrarias en la región, con particular énfasis en el papel de las mujeres como víctimas y a la vez líderes.

    La suerte de esas tierras forma parte de la «cuestión agraria» que el país no ha resuelto. Algunas de ellas fueron adjudicadas a campesinos en el marco de la reforma agraria; otras volvieron a manos de terratenientes, empresarios o, ya en los noventa, de actores armados. 

    Desde la década de los ochenta hasta acá, dos temas han dominado el debate político en torno al agro: el fracaso de la reforma agraria redistributiva y el aumento de la concentración de la tierra a la sombra del conflicto armado. Estos debates dan cuenta de que la tierra y el territorio siempre han estado imbricados en la evolución histórica del conflicto, en las dinámicas regionales del poder político y económico, y en los auges y declives de las resistencias campesinas.