Proyecto mi casa mi cuerpo, migración forzosa, memoria y creación colectiva.

  • Óscar Moreno
  • Artes visuales
  • Instalación
  • Obra
  • Contexto

En el Centro de Memoria Paz y Reconciliación de Bogotá, Oscar Moreno construyó una casa con las características usadas en los barrios periféricos de la capital y de otros centros urbanos del país donde llegan las familias desplazadas por la violencia en el campo. Moreno muestra dentro de esta casa el registro de los procesos que ha tenido con 3 familias de diferentes regiones y grupos étnicos. De esta forma, el proyecto se expande hacia el trabajo con la comunidad y se expresa en resultados concretos e intangibles que cambian la vida de las personas involucradas incluyendo la del artista, a través de una colaboración y aprendizaje de doble vía

En 2015, Colombia registró más de 6.9 millones de víctimas del desplazamiento forzado, convirtiéndolo en el país con el mayor número de desplazados según el Informe Tendencias Globales de la ACNUR.  El desplazamiento forzado ha sido uno de los principales repertorios de violencia empleados por los actores armados involucrados en el conflicto colombiano. Chocó, Nariño y Antioquia se encuentran entre los departamento del país con mayores índices de expulsión de personas (RUV).

Ante esta situación, en el año 2011 se aprobó la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448 de 2011), con la cual se buscó fortalecer las medidas gubernamentales existentes para el reconocimiento y reparación de las víctimas del conflicto a nivel nacional. La implementación de esta ley ha permitido implementar experiencias de acompañamiento institucional.

Sin embargo, en algunas zonas de Colombia el fenómeno del desplazamiento forzado por cuenta del conflicto armado no disminuye. Por el contrario, Chocó ha registrado un aumento en el número de casos de desplazamiento (ACNUR, 2016)  y de las amenazas y peligros de retornar a las tierras.  Esto se debe en gran parte a las disputas territoriales que libran distintos actores armados en distintos departamentos del país. Colombia enfrenta entonces grandes retos para atender de manera adecuada a la población desplazada con miras a la construcción de paz duradera y sostenible.