Parábola del retorno

  • Juan Soto
  • Audiovisual
  • Tierra
  • Documental
Haz click para reproducir
  • Obra
  • Contexto

Teaser documental: https://vimeo.com/188413700

El protagonista de Parábola del retorno es Wilson Mario, un hombre que decide regresar a Colombia tras vivir 30 años en el exilio. El trayecto de Londres a Bogotá es narrado con frases en primera persona, en una especie de diario de viaje que intercala imágenes del presente con memorias familiares. La cámara funciona como los ojos del protagonista, quien mientras recuerda episodios de su vida, registra personas y cosas en el metro, en el aeropuerto y en el avión.

Se trata de un regreso imaginado por su sobrino, el director Juan Soto. Su tío, narrador fantasma de la película, es Wilson Mario Taborda desaparecido el 23 de noviembre de 1987. En el documental, Soto revela que Taborda fue conductor de Bernardo Jaramillo Ossa, líder asesinado por pertenecer a la Unión Patriótica (UP).

“Las anécdotas que nos cuenta Wilson las fui recopilando entre la gente que lo conoció, les pedí que me contaran secretos y memorias y usé los textos escritos en pantalla para que cada quién le ponga la voz que le resuene en su cabeza y de esa manera cada quien construya su propio Wilson Mario,” afirma el director.

La Unión Patriótica (UP) surgió el 28 de mayo de 1985 como resultado del proceso de paz que adelantó el gobierno del Presidente Belisario Betancur y la guerrilla de las FARC.  En principio, este movimiento político unió a militantes del Partido Comunista de Colombia, dirigentes de sectores liberales independientes y guerrilleros desmovilizados de las FARC.

En 1986, Leonardo Posada se convirtió en el primer integrante asesinado . A partir de ese momento, murieron más de 4.000 miembros y simpatizantes de la UP.  “Bastaba solo con ser miembro de un sindicato o simpatizante de la UP para ser objeto de señalamientos, hostigamientos y ataques de los grupos  paramilitares”, dicta el fallo de la Sala de Justicia y Paz. Como consecuencia, cientos de familias tuvieron que irse del país para no ser asesinadas. La Fiscalía General de la Nación confirmó la participación y colaboración activa de miembros de la fuerza pública.