Panorama Catatumbo

  • Noemí Pérez
  • Artes visuales
  • Tierra
  • Dibujo
  • Instalación
  • Obra
  • Contexto

Panorama Catatumbo es una instalación de dibujo a gran formato hecho con carbón sobre tela, a manera de panorama. Los panoramas eran pinturas realizadas en la época colonial para representar los paisajes exóticos, con una clara intención colonialista. Panorama Catatumbo retrata una historia emocional (no linear) de un territorio personal.

Este dibujo está acompañado de un libro de artista que recoge la investigación realizada por Pérez y es el corazón de su obra. En este libro de artista se encuentran varios escritos que narran anécdotas propias y ajenas, además de una investigación rigurosa sobre la historia de la violencia en el Catatumbo. También hay unas páginas dedicadas a la acuarela. En la instalación se expone también una serie de pinturas en acuarela sobre papel y óleo sobre lienzo. La obra toma como referencia ilustraciones de dibujantes del siglo XVIII y XIX que llegaron desde Europa a América para registrar con el dibujo sus impresiones, hitos y recorridos.

El Catatumbo, ubicado en el departamento de Norte de Santander, al nororiente de Colombia, ha sido escenario del conflicto armado desde finales de la década de los 60. Es una zona estratégica para el cultivo de coca y extracción de hidrocarburos de manera ilegal. A la región llegó el ELN, células del EPL, y en la década de los ochenta las FARC y los grupos paramilitares. A esto hay que sumarle la llegada de empresas petroleras multinacionales y la gran desigualdad social. Tras la concesión Barco, en 1918, han habido enfrentamientos entre indígenas, trabajadores, empresas multinacionales y grupos ilegales por el control de esta zona.

Los grupos armados ilegales en el Catatumbo no solo se lucran con el cultivo de coca y el hurto de hidrocarburos, sino que además extorsionan a las empresas petroleras y a los empresarios ganaderos. Al ser territorio fronterizo con Venezuela, es un lugar clave para el repliegue de sus fuerzas militares y actividades como el tráfico de cocaína, el contrabando de gasolina, entre otras rentas ilegales.