Morada

  • Artes visuales
  • Mariana Varela
  • Instalación

Obra

La imágen de una casa hecha con lajas a la entrada del edificio de la Cámara de Comercio de Bogotá sede salitre es la primera parte de la obra Morada realizada por la artista Mariana Varela. Una serie de fotografías complementan la escultura. En un proceso de largo aliento, la artista registra casas en el campo colombiano ubicadas en diferentes regiones del país. Varela hace un seguimiento minucioso a estas casas y los vientos de progreso que modifican sus estructuras y materiales.

Estos documentos muestran el paso del tiempo y lo que sucede con los habitantes rurales del país que han sufrido el vaivén de la guerra, afectados por la desatención del Estado y las presiones de los diferentes grupos armados. Las imágenes muestran los contrastes materiales en las construcciones, la pérdida de los oficios artesanales que cambian por lo prefabricado e industrial, el abandono y el desplazamiento.

Contexto

En 2015, Colombia registró más de 6.9 millones de víctimas del desplazamiento forzado, convirtiéndolo en el país con el mayor número de desplazados según el Informe Tendencias Globales de la ACNUR.  El desplazamiento forzado ha sido uno de los principales repertorios de violencia empleados por los actores armados involucrados en el conflicto colombiano. Chocó, Nariño y Antioquia se encuentran entre los departamento del país con mayores índices de expulsión de personas (RUV).

Ante esta situación, en el año 2011 se aprobó la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448 de 2011), con la cual se buscó fortalecer las medidas gubernamentales existentes para el reconocimiento y reparación de las víctimas del conflicto a nivel nacional. La implementación de esta ley ha permitido implementar experiencias de acompañamiento institucional, como en el caso de la comunidad del corregimiento de Tanguí en el municipio de Medio Atrato (Chocó). Allí, a pesar de que han tenido lugar varios desplazamientos colectivos, se ha trabajado por avanzar en la reparación a la comunidad.

Sin embargo, en algunas zonas de Colombia el fenómeno del desplazamiento forzado por cuenta del conflicto armado no disminuye. Por el contrario, Chocó ha registrado un aumento en el número de casos de desplazamiento (ACNUR, 2016)  y de las amenazas y peligros de retornar a las tierras Verdad Abierta, 2016).  Esto se debe en fran parte a las disputas territoriales que libran distintos actores armados en distintos departamentos del país. Colombia enfrenta entonces grandes retos para atender de manera adecuada a la población desplazada con miras a la construcción de paz duradera y sostenible.