Los Piakwesx

  • 2017
  • Resguardo indígena de Jambaló
  • Audiovisual
  • Cultura
Haz click para reproducir
  • Obra
  • Proceso

En las montañas de Jambaló, en el Cauca, nacen cuatro indígenas nasa que aprenden y juegan con libertad. Un día llega un grupo de hombres armados a su territorio. Los militantes forman una fila que parece un ciempiés. Traen el miedo y quieren desestabilizar el orden y la armonía del territorio, destruyendo las tradiciones, las familias, reclutando jóvenes y asesinando a varios miembros de la comunidad. Junto con la ayuda de los saberes tradicionales, los cuatro niños recorrerán los caminos de la sabiduría ancestral para devolver la paz a su comunidad.

Esta animación fue producida por los niños, niñas y adolescentes del Resguardo indígena de Jambaló junto con el Centro Nacional de Memoria Histórica. Busca transmitir la experiencia del pueblo nasa frente a la guerra. Gracias a la unidad y autonomía transmitidas de generación en generación, los nasa resisten y buscan mantener la armonía y el wet wet finze o el buen vivir.

El resguardo de Jambaló estuvo cercado muchos años por la presencia de las Farc. El conflicto armado se agudizó con la expansión de los cultivos ilícitos, primero de amapola y después de la coca. Los líderes de Jambaló han luchado para que se cumplan la Declaración de Vitoncó (1985) y la Resolución de Jambaló (1999), dos pronunciamientos en los que la comunidad indígena exige respeto a su territorio, prohibiendo los cultivos ilícitos, rechazando el reclutamiento y pidiendo que no los involucren en el conflicto armado del país.

Según informó Verdad Abierta, en 2009 la Corte Constitucional alertó que el pueblo nasa estaba en riesgo de desaparecer y ordenó al gobierno un plan de salvaguardia étnica. En noviembre de 2011, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) le solicitó al gobierno adoptar medida de protección, a favor de los resguardos de Jambaló, San Francisco, Toribío y Tacueyó, en el norte del Cauca.

“Después de la dejación de armas de las Farc queda en evidencia que hay unas intenciones mucho mayores de mantener la circulación de una economía ilícita, que está ligada al narcotráfico y la minería ilegal. Y esto se denota en afectaciones de derechos humanos, cuando llegan nuevos grupos y se rearman excombatientes de las Farc para controlar ese tipo de economías, por lo que hoy en día asistimos a la presencia de muchos más actores armados”, afirmó recientemente Edwin Mauricio Capaz, coordinador del Tejido de Defensa de la Vida de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin).