El deber de Fenster

  • Humberto Dorado
  • Matías Maldonado
Haz click para reproducir
  • Obra
  • Contexto

El deber de Fenster es una obra de teatro documental basada en la investigación periodística del Grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación sobre las masacres de Trujillo (Valle) ocurridas entre 1989 y 1992. Fenster (interpretado por Jairo Camargo), es un documentalista alemán que recibe un caso judicial sin resolver, un rompecabezas que irá armando a través de relatos de testigos como Daniel Arcila (interpretado por Daniel Castaño), videos, imágenes y huellas, tomadas del Expediente 11007 de la CIDH.

Esta puesta en escena es una combinación de actuación, animación y video. El misterio se va revelando poco a poco a través de varios testimonios de personas como Jaime Córdoba Triviño, el Padre Javier Giraldo, Gonzalo Sánchez, Adolfo León Atehortúa y Pablo Elías González Mongui; además de las historias grabadas de miles de desaparecidos que reaparecen en las imágenes y voces de Constanza Duque, Gloria Gómez, Carmenza González, Humberto Dorado, Edgardo Román, Víctor Hugo Cabrera, Luis Fernando Hoyos y Gustavo Angarita Jr., entre otros.

La impunidad ha sido una constante durante el conflicto armado colombiano. Durante más de 50 años de guerra que ha vivido el país, para las víctimas ha sido difícil exigir justicia, pues se enfrentan al miedo y a la falta de claridad respecto a quiénes son los victimarios. En muchas ocasiones los crímenes de los que son víctimas son atribuidos a episodios de otra naturaleza, como enfrentamientos de delincuencia común, por el tráfico de drogas, entre otros. Sin embargo, la masacre de Trujillo ha sido un caso excepcional en esa frustrante realidad, pues los pobladores se unieron y se encargaron de esclarecer quiénes fueron los victimarios que desde 1986 a 1994 sembraron el terror en ese municipio. La constante autoría narcoparamilitar detrás de los crímenes que ocurrieron en Trujillo hizo que a las múltiples masacres durante aproximadamente ocho años, que suman 324 personas asesinadas, se les considere como una sola masacre.