Cantadoras

  • 2017
  • María Fernanda Carrillo
  • Audiovisual
  • Cultura
Haz click para reproducir
  • Obra
  • Contexto

Cantadoras, memorias de vida y muerte en Colombia es un documental y un viaje musical de resistencia ancestral ante la violencia. A través de músicas tradicionales y cantos fúnebres, cinco cantadoras afrocolombianas del Pacífico y del Caribe colombiano narran la cotidianidad del conflicto armado.

En el documental participan dos cantadoras de ritos fúnebres: Cruz Neyla Murillo cantora de alabaos, cantos apropiados por las personas esclavizadas en los cabildos de Andagoya (Región Pacífico Norte) y Graciela Salgado Valdés cantadora de lumbalú, tradición de quienes lograron escapar de la esclavización, proveniente de Palenque de San Basilio (Región Caribe).

También participan tres cantadoras de ritmos tradicionales: Ceferina Banquéz cantadora de bullerengue, quien canta sobre su experiencia de desplazamiento forzado por paramilitares, proveniente de los Montes de María (Región Caribe); Bety Ochoa cantadora de cumbia de acordeón en San Jacinto (Región Caribe), quien compone sobre el miedo por las tomas guerrilleras y el anhelo de paz; e Inés Granja cantora de currulao, originaria de Timbiquí (Región Pacífico Sur), quien narra la cotidianidad de la guerra y la militarización.

La Costa y el Caribe colombiano son regiones ricas en recursos naturales. Desde el inicio del conflicto armado han sido territorio de disputa entre las FARC, las AUC y el ELN por ser lugares estratégicos para actividades ilegales como el tráfico de drogas y armas, así como las explotaciones ilegales de oro y monocultivos de palma.

Casos como los del municipio de María La Baja dan cuenta de la realidad que han vivido cientos de familias de la Costa. Según el Registro Único de Población Desplazada, 326 personas fueron desplazadas de María la Baja en 1999, cifra que ascendió a 6.221 en 2001. Nueve años después, en el 2010, el número de desplazados era de más de 18 mil personas.

Las mujeres han sido víctimas de maltrato físico, psicológico y sexual por parte de los grupos armados. Entre 1996 y 2005 se reportaron 1363 casos de  maltrato hacia mujeres en el margen del conflicto armado. Como respuesta se han conformado movimientos de la sociedad civil como Mujeres Ruta del Pacífico Colombiano que mediante iniciativas de resistencia colectiva hace visibles los efectos  de la guerra y exige justicia, verdad y no repetición.