Broadway

  • Miguel Ángel Rojas
  • Obra
  • Contexto

Broadway es una instalación hecha a partir de hojas de coca sobre un muro blanco. La instalación va acompañada de un dibujo que presenta un mapa de las rutas entre Bogotá y  territorios cocaleros que han sido identificados como recorridos de cocaína. El título en español hace referencia a una vía ancha o principal. Miguel Ángel Rojas, autor de esta obra, pone en tela de juicio el papel de este tipo de lugares en Estados Unidos como principales consumidores de cocaína, y por lo tanto como actores dentro del conflicto interno colombiano.

Las hojas forman filas, parecidas a las que hacen las hormigas. Vista de lejos, la instalación es un mapa en el que las hojas suben y bajan: “Utilicé la metáfora del camino de hormigas como los seres insignificantes latinoamericanos que van llevando sus cargas ilegales al primer mundo, eso le da otro carácter”, afirmó Rojas.

 

A principios de los años 80, el narcotráfico se estableció como una forma de financiación para incrementar el poder y la autoridad sobre el territorio. Desde entonces, los principales afectados han sido los campesinos quienes han tenido que salir desplazados de sus territorios tras las invasiones de grupos guerrilleros y paramilitares.

En zonas como el Urabá han podido comprobarse alianzas entre los grandes terratenientes, industriales y hasta funcionarios de entidades del Estado con grupos armados ilegales para despojar a los campesinos de sus tierras.

Tras la intensificación de los cultivos de amapola y coca, en 1999 el gobierno colombiano llegó a un acuerdo con Estados Unidos para la erradicación de las plantaciones por medio de fumigaciones. Estas acciones no sólo han afectado la salud de los pobladores de las zonas rurales, también han destruido  cultivos legales que son el sustento de muchas familias campesinas.