Guion museológico

La exposición Voces para transformar a Colombia es la primera versión del guion del Museo de Memoria Histórica de Colombia.

¿En qué consiste esta exposición?

Es una invitación a pensar en el lugar que ocupamos en este país. El comienzo de una historia que podría ser contada de muchas formas y la primera muestra del Museo de Memoria Histórica de Colombia, una propuesta en construcción.

Esta exposición está diseñada para oír historias de violencia y de dolor, pero también de dignidad y resistencia ante los embates del conflicto armado. Es para conmoverse, para formular y contestar con personas amigas y desconocidas nuevas preguntas, para estar de acuerdo y en desacuerdo, para debatir democráticamente, para inspirarse a imaginar otros futuros posibles. Es para crear en conjunto.

La voz central en este recorrido es la de las víctimas del conflicto armado en Colombia, la de personas y comunidades que han sido vulneradas, excluidas, ignoradas y silenciadas.  Y sin embargo, ellas no son las únicas voces. Hacen parte de la multiplicidad de voces que aún debemos escuchar y reconocer para comprender nuestra guerra y para reencontrarnos como sociedad.

 ¿Qué hay adentro?

Historias de personas y comunidades que nos muestran con su experiencia los problemas centrales del conflicto armado y también los esfuerzos por buscar opciones y salidas a la violencia. Estos relatos dan testimonio de los daños e impactos que ha dejado la violencia en la sociedad colombiana y claman porque unamos esfuerzos para salir de la guerra y construir un país en paz.

 ¿Cómo está contada?

La exposición es un recorrido que emprendemos por los territorios de este país de la mano de algunos personajes. Es una historia contada a través de tres personajes: tierra, cuerpo y agua. Cada uno narra el conflicto armado y responde a estas preguntas: 

  1. ¿Qué le hace la guerra al cuerpo, a la tierra y al agua?

  2. ¿Qué hacen el cuerpo, la tierra y el agua en la guerra?

  3. ¿Cómo cuentan la guerra?

¿Por qué es difícil contar el conflicto armado?

  • Porque es una historia en construcción: es complejo establecer con precisión y contar con una sola versión sobre sus orígenes y sus causas.
  • Porque ha mutado en el tiempo: el país ha cambiado.
  • Porque sus actores y protagonistas se han transformado.
  • Porque, en todos estos años de guerra, el silencio, la estigmatización y la desconfianza se han asentado.
  • Porque no hemos oído a todos los actores, víctimas, perpetradores, responsables: todavía nos falta saber muchas cosas.
  • Porque ha dejado una huella imborrable en todo el territorio nacional y su impacto sobre las distintas regiones del país no ha sido el mismo.
  • Porque su impacto sobre los cuerpos y vidas de mujeres, hombres, niñas y niños, tampoco ha sido el mismo.
  • Porque es una guerra que aún no ha terminado.
  • Porque tenemos más preguntas que respuestas.
  • Y, sobre todo, porque ha sido una guerra cruel, que ha causado daños irreparables en personas, comunidades y medio ambiente. 

¿Qué retos enfrentamos al construir esta exposición? 

  • Responder a las múltiples y diversas demandas, expectativas y exigencias de las víctimas.
  • Representar la enorme diversidad de historias, culturas, cuerpos, territorios, iniciativas de resistencia.
  • Dar cuenta de la relación entre las violencias en el marco del conflicto armado y las otras violencias que lo anteceden y lo preceden.
  • Escuchar a los responsables de las decisiones o a los perpetradores de la violencia que desataron o ahondaron el conflicto armado, sin permitir justificaciones o amplificar sus propósitos criminales.
  • Visibilizar el sufrimiento de quienes han padecido la violencia, sus luchas, sus resistencias y su solidaridad, sin victimizarlas.
  • Mostrar los retos que como sociedad enfrentamos ante los grupos insurgentes que hacen tránsito a la vida civil y a la política sin armas.
  • Afrontar los desafíos que representa contar la historia con la presencia de actores armados en los territorios.
  • Aportar, desde esta historia que se narra, a la construcción de una sociedad donde se respeten los derechos de todos y todas, sin excepción.