Un museo urgente

Entre el 17 de abril y el 2 de mayo de 2018, Voces para transformar a Colombia ofreció a los visitantes a la Feria Internacional de Libro de Bogotá la posibilidad de conocer la propuesta de un museo pensado, principalmente, como una contribución a la dignificación de las víctimas del conflicto armado en Colombia y a la no repetición. En un país donde los derechos a la justicia, la verdad y la reparación siguen siendo una deuda, Voces para transformar a Colombia es un espacio que no solo busca aportar a su realización, sino que busca congregar más allá de afinidades políticas e ideológicas.

Su puesta en escena arquitectónica, museográfica y programática es una oportunidad de dar vida a un museo urgente, aun cuando la construcción de su sede permanente está por iniciarse. Contrario a lo que ha pasado en países que tienen instituciones similares, cuya razón de ser se vincula al Nunca más (o al ¡Basta ya! reclamado por las víctimas en nuestro país) y que se constituyen después de la terminación de un conflicto, en Colombia el museo se comienza a construir en medio de la guerra. En esa medida, busca ser una herramienta para sentir, conmover, reflexionar y debatir en torno a la necesidad de terminar el conflicto, y con ello, las violencias asociadas a éste.

Desde la creación del Centro Nacional de Memoria Histórica, el museo ha recibido insumos y contribuciones, así como justos reclamos de quienes quieren que el país tenga un espacio para la escucha, el encuentro y el desencuentro pacifico frente a las conversaciones difíciles que tienen que darse para superar la guerra. La exposición se propone como un primer lugar donde acogerlos. En ese sentido, en la exposición convergen diversas expresiones y soportes de la memoria en torno a las vivencias de la guerra, y quienes la han padecido y resistido tienen lugar para alzar sus voces. Por su parte, los visitantes tienen la posibilidad de ofrecer respuestas y proponer nuevas preguntas frente a la violencia y la guerra en Colombia.

Tras 10 años de producción académica del Grupo de Memoria Histórica y del CNMH, la exposición intenta convertir el conocimiento producido en una posibilidad de transformación social. La exposición es un espacio para que sobrevivientes y visitantes se unan, piensen y emprendan acciones para construir una sociedad distinta. La premisa de la exposición es: “si unimos nuestras voces, entre todos, se hace posible un presente y un futuro donde las violaciones a los derechos humanos y los daños que éstas causan no sean tolerados por ningún colombiano o colombiana”.

La exposición es un manifiesto, una invitación a que usted se sienta parte de este esfuerzo. A la entrada de la exposición se dice que la memoria histórica está en construcción, esperamos contar con sus aportes. Al final cualquier persona puede aportar ideas para la transformación, ¿cuál es la suya?